fbpx

Seis escapadas en bici desde Madrid

  • Madrid

Desde casi cualquier zona de Madrid parten itinerarios ciclistas que acercan la naturaleza en torno a la capital recorriendo vías pecuarias, antiguos trazados ferroviarios e incluso un tramo del Camino de Santiago.

Cada vez más carriles bici y rutas verdes permiten excursiones para todas las edades y niveles de exigencia, para pedalear por el campo saliendo de la capital.

 

rutas en bici desde madrid 4 1 1024x680 1

Cycling next to the railroad. At the background, snow capped peaks of the Guadarrama Mountains. Cycling next to the railroad. At the background, snow capped peaks of the Guadarrama Mountains. Photo taken in Colmenar Viejo, Madrid Province, Spain

 

Pocas grandes ciudades europeas tienen, como Madrid, tantos espacios naturales tan cercanos y accesibles mediante rutas ciclistas. Rutas que recorren vías pecuarias, antiguas vías férreas convertidas en vías verdes e incluso tramos del Camino de Santiago. El recién anunciado “carril bici Castellana”, cuyas obras está previsto que comen a finales de 2021, sumará 6,4 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta entre Atocha y la plaza de Castilla y se convertirá en un auténtico eje de la movilidad ciclista en Madrid que conectará con los carriles bici preexistentes.

Hacia el norte, la movilidad ciclista se extenderá aún más, gracias a Madrid Nuevo Norte, que sumará una red de 13 kilómetros de carriles bici que unirán el proyecto con sus barrios vecinos y con el Anillo Verde Ciclista, esa vía circular de 65 kilómetros que rodea el casco urbano, en su mayor parte bien pavimentada y aislada del tráfico de vehículos. Por otra parte, el proyecto municipal del Bosque Metropolitano, un anillo forestal de 75 kilómetros que bordeará la ciudad, también añadirá nuevas conexiones y pistas ciclistas, incluyendo la conexión del río Manzanares con el Guadarrama.

 

rutas en bici desde madrid 1 1024x657 1

Vistas de Madrid desde la zona de El Pardo, por donde pasan varias rutas ciclistas.

 

Cómo salir de la capital pedaleando

Al organizar una excursión, lo primero será comprobar si es posible salir montados en la bicicleta desde casa, sin necesidad de coger el coche. Como apuntan los especialistas de Ciclored, para quienes partan de las zonas norte, noroeste y noreste de Madrid, la solución más rápida es el carril bici de Colmenar Viejo. Empieza en el pueblo de Fuencarral y para llegar a él se puede utilizar el Anillo Verde en ambas direcciones. El carril bici de Colmenar permite pedalear con toda tranquilidad, porque está separado del tráfico general hasta Soto del Real. Los ciclistas que salgan de las zonas sur, sureste y suroeste de la capital, en cambio, pueden tomar el carril bici de San Martín de la Vega desde la M-301.

También es útil conocer las posibles conexiones desde Madrid Río: por el norte, enlaza con la Casa de Campo y el sendero GR-124, que llega hasta Manzanares el Real. Por el sur, Madrid Río conecta con el Parque Tierno Galván y el Parque Lineal Manzanares Sur, gran espacio verde que llega hasta Getafe y se despliega paralelo al Manzanares.

Hay tantas combinaciones como puntos de salida y destino posibles por lo que estas rutas recomendadas cuentan con referencias de transporte público a los que subir las bicicletas para poder arrancar desde cualquier zona de la capital. Son itinerarios con distintos grados de dificultad.

 

Área recreativa Dehesa Valdelatas MTB Madrid 1024x768 1

Ciclistas rodeando el área recreativa de la dehesa Valdelatas. Foto: MTB Madrid.

 

Monte de Valdelatas

Hacia el norte, es interesante la ruta que culmina en el monte de Valdelatas, una de las áreas forestales más próximas a la capital, compartida con Alcobendas. Si se quiere partir en bici desde el centro de Madrid, la opción larga es la del Anillo Verde ciclista (22 km) y la corta recorre el paseo de la Castellana (17 km). Ambas permiten detenerse en Fuencarral, pudiendo visitar el santuario barroco de Nuestra Señora de Valverde. La de Castellana será la más cómoda cuando se completen el carril bici antes mencionado y los accesos desde la plaza de Castilla hasta las proximidades del santuario, atravesando el ámbito que regenerará Madrid Nuevo Norte. Por su parte, la Ruta Verde Monte de Valdelatas, de sólo nueve kilómetros, está surcada por arroyos y es apta para ir en familia por su facilidad. Empieza en el metro La Granja, se interna en el parque de Valdelatas y bordea el monte hasta el límite con la M-607 para regresar atravesando áreas de picnic cercanas a la estación de partida.

 

 Ciclistas junto a la presa de El Pardo, uno de los destinos más populares y cercanos a la capital.

Ciclistas junto a la presa de El Pardo, uno de los destinos más populares y cercanos a la capital.

 

Pitis – El Pardo, para ciclistas experimentados

Hay varios itinerarios nuevos para llegar en bicicleta hasta el monte de El Pardo, hábitat de ciervos y jabalíes rodeado por 100 kilómetros de tapia. Desde la estación de Pitis, donde confluyen varios transportes públicos, el recorrido es de 12,5 kilómetros y dificultad media-alta. Se atraviesa el túnel bajo las vías y, por el camino de Valjaroso, quedarán a la izquierda las casitas del primitivo barrio de Monte Carmelo. Con la tapia del Pardo siempre a la izquierda, la ruta se interna en el palacio de la quinta del Duque del Arco por su puerta de San Antonio y entra en el monte de El Pardo por la Portillera del Tambor. Tras una valla metálica y siguiendo la alambrada, con las torres de la Castellana a la espalda, se continúa hasta el arroyo Fuente de Salcedo. Algo más arriba se alcanza la recompensa: una vista panorámica sobre el pantano de El Pardo, con la sierra de Guadarrama al fondo. Sólo resta bajar al campo de fútbol de Mingorrubio, cruzar el Manzanares por una pasarela y llegar, por el puente de los Capuchinos, obra de Sabatini, al centro urbano de la histórica localidad de El Pardo. Entonces se puede regresar a la capital en autobús o a Pitis, pedaleando por la Ruta Verde 10. Otra opción es iniciar esta ruta en la carretera de Fuencarral y atravesar la antesala de El Pardo, sembrada de campos de labranza e hípicas.

 

rutas en bici desde madrid 2 1024x769 1

Ciclista con el pico de La Maliciosa de fondo, en el valle de La Barranca, dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares

 

De Colmenar Viejo a Cercedilla: una etapa del Camino de Santiago.

Para los que quieran tener en cuenta que 2021 es año Xacobeo, ésta sería la tercera etapa del Camino de Santiago desde Madrid: un paseo ambicioso (36 kilómetros), pero muy gratificante. Situándonos en Colmenar Viejo con transporte público, el primer tramo (16 km) tiene premio: por un lado, llegar a Manzanares El Real y visualizar su embalse, por otro, contemplar la Pedriza, un “mar de granito” que da la bienvenida al ciclista en la sierra de Guadarrama. A tres kilómetros del centro de visitantes de la Pedriza, se puede hacer alto en la ermita de San Isidro de El Boalo, rodeada de prados, y continuar por la misma senda hasta Mataelpino, al pie de la cumbre de la Maliciosa. Ocho kilómetros más adelante, se llega al destino, Cercedilla, desde cuya histórica estación podremos volver a Madrid.

 

Telemadrid Ciclista en el Monte de Boadilla 1024x576 1

Un cliclista se aproxima a la localidad de Boadilla del Monte, con el palacio del Infante Don Luis de fondo. Imagen: Programa kilómetros de bicicleta en Telemadrid.

 

Hacia el oeste, rumbo a Boadilla.

Fácil y bonita es la salida hacia el oeste por Madrid Río, que pasa por el histórico puente de la Culebra, obra de Sabatini, en la Casa de Campo. Desde allí, el carril bici que va por detrás de RTVE sigue hasta atravesar la M-40 por un túnel y toma la senda de las Merinas hasta el hospital Montepríncipe. Continuando tras él se baja por una zona arbolada y se desemboca cerca del palacio del Infante Don Luis, joya neoclásica de Ventura Rodríguez donde Milos Forman rodó algunas escenas de la película Los fantasmas de Goya. En el municipio se puede visitar también el convento de la Encarnación, de 1674, mientras que el colindante monte de Boadilla cuenta con varias pistas forestales al abrigo de sus encinas.

 

l castillo de Villaviciosa de Odón visto de la senda El Forestal. Foto: Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón.

l castillo de Villaviciosa de Odón visto de la senda El Forestal. Foto: Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón.

 

Desde Cuatro Vientos a Móstoles, pasando por Villaviciosa.

Este itinerario sin dificultad y de 16´5 kilómetros, forma parte del “Corredor Ecológico del Suroeste” y está conectado con la Casa de Campo y la vía verde del Guadarrama. Al pasar junto al Museo del Aire, en Cuatro Vientos, si la salida coincide con el primer domingo de mes se podrán ver avionetas históricas surcando el cielo. Cruzando la A-5, una tranquila carretera atraviesa las instalaciones hípicas de la Venta de la Rubia. Después, sin equivocarse al dejar la “vereda de Villaviciosa” y tomando el “camino de las Viñas”, en cuatro kilómetros estaremos ya en Villaviciosa de Odón, que conserva la personalidad de un pueblo pequeño y cuyo castillo tiene su origen en el siglo XV. Para llegar a la estación de cercanías de Móstoles-El Soto, se pasa por el polígono industrial Pinares Llanos y la urbanización del mismo nombre. Si queda resuello, la marcha ciclista puede continuar por la vía verde del Guadarrama hacia las históricas localidades de Navalcarnero y Sevilla la Nueva.

 

Ciclista en la laguna del Campillo, en el Parque Regional del Sureste. Foto: Consorcio Regional de Transportes de Madrid

Ciclista en la laguna del Campillo, en el Parque Regional del Sureste. Foto: Consorcio Regional de Transportes de Madrid

 

Las aguas madrileñas del sureste: laguna del Campillo y junta de los ríos Manzanares y Jarama.

El Parque Regional del Sureste abarca 31.550 hectáreas distribuidas en 16 municipios. Una buena manera de empezar a conocerlo es hacer una excursión en bici de 13,5 kilómetros apta para todas las edades y muy interesante para los pequeños. Saliendo del casco antiguo de Rivas Vaciamadrid, se bordea la laguna del Campillo (con su centro de educación ambiental) por el camino que está a su derecha, discurriendo entre sus aguas y las del Jarama. Al bordear esta laguna del todo (siempre a la izquierda) y pasando bajo la A-3, se toma una pista entre el Manzanares y el Jarama que rodea la laguna del soto de las Juntas. De nuevo se circula entre dos aguas: a la derecha, el Manzanares y la nueva laguna, a la izquierda. De fondo, los espectaculares cerros de la Marañosa, encajados entre ambos ríos.

Medio kilómetro más adelante está el observatorio de aves, de obligada parada, desde el que se puede llegar, a pie, hasta el punto exacto donde el Manzanares se derrama en el Jarama: la junta de los ríos. Desde la junta se sube, dejando el Jarama a la derecha y la laguna del Soto, a la izquierda, hasta volver a Rivas, donde puede tomarse el transporte público.

8 julio 2021

Autor

Madrid Nuevo Norte


8 julio 2021

por Madrid Nuevo Norte